Zapatos

Salvador Cortés Cortés

«Ya he comprado zapatos para este invierno..., ven... te los enseño». El otro entró.
«Mira, de piel, dos pares he comprado». Abrió las tapas de las dos cajas. «¡Son náuticos!», observó el otro, asombrado.
«Ya me lo dijo mi abuelo, y que razón tenía, a perro flaco todo son pulgas», se oyó en la calle.