La apuesta

MARA MARLEY

- Le apuesto lo que quiera Doctor, antes de que acabe el día, ingresaré en el centro psiquiátrico, por un brote sicótico.
Y levantándose con decisión de la silla, le lanzó el bolígrafo directamente a la cara, con la velocidad precisa de un dardo que hace diana en el ojo.
Sonri√≥ pl√°cidamente, celebrando su acertada punter√≠a. Se sinti√≥ enternecido, a√ļn conservaba los reflejos de su juventud. Sin demora, se acerc√≥ al telefonillo que adornaba el escritorio, y marc√≥ al control de enfermer√≠a.
-¬°Ayuda, enfermera! Tiene que darse prisa, a su jefe le ha dado risa. Parece que le ha entrado algo en el ojo. No tarde demasiado, por favor. Mire que se est√° manchando la camisa, y no queremos que eso asuste al resto de pacientes de la tarde, ¬Ņverdad?