*

Diario Sur


Me gusta
8

Microrrelatos en SUR

Una prueba irrefutable

Pablo Hermoso Madrona

Convencida de que hay vida más allá de la muerte, Marta escondió el móvil de su madre en el interior del féretro mientras la amortajaba. Al cerrar la caja, al empleado de la funeraria ese Samsung le pareció perfecto para su hijo y, acabado el entierro, se dedicó a borrar los números y mensajes. Sin querer pulsó el último número al que llamó la difunta apagando al instante para intentar no ser descubierto. Marta estrechó su móvil contra su pecho y lo besó, así supo que su madre ya había salido del túnel y veía la luz.

Publicado en SUR el 30 de julio de 2016