*

Diario Sur


Me gusta
23

Microrrelatos en SUR

Un día menos

Elisa Negro

Las mañanas, si no llueve, son el mejor momento del día. Salir a pasear, aunque sea en círculos, sentir el calor del sol en la cara, el viento acariciando su pelo y a veces, si se concentra mucho, incluso escuchar el canto de los pájaros. Esa sensación de libertad es inexplicable y es la que la mantiene con ganas de seguir. Luego, el resto del día pasa sin pena ni gloria, hasta que por la noche se acuesta, marca otra línea en la pared y cierra los ojos pensando en la siguiente mañana soleada, mientras el sonido de su celda al cerrarse la golpea.

Publicado en SUR el 6 de agosto de 2016