En última instancia

JUAN ÁLVARO

Esta mañana, con el café, he leído en la prensa: «Mata a su marido de un disparo mientras éste leía el periódico».
Al alzar los ojos he tenido tiempo de ver su pistola aún humeante.