Talla grande

Juan Carlos Trigo Pérez

Era una gran hombre. No porque fuese una gran persona, sino porque era grande, enorme. No cabía en la ambulancia. Así fue como el enfermero llegó al hospital con un cadáver en su propia autocaravana.