*

Diario Sur


Me gusta
61

Microrrelatos en SUR

Suposiciones previas a un efusivo adiós

Gabriel Pérez Martínez

Pensaba que lo llamaban ‘el oso’ por puro sarcasmo y cierta dosis de mala intención: era un tipo de escasa altura y extrema delgadez, barbilampiño y con un volumen de voz muy tenue, casi inaudible.

Cuando la costilla esternal II me perforó la aorta, descubrí -tarde- que el origen de tal denominación venía por los abrazos que daba tras entregar los despidos.

Publicado en SUR el 31 de julio de 2016