*

Diario Sur


Me gusta
17

Microrrelatos en SUR

Político corporal

Miguel Ángel Muñoz Alonso

Era un político vocacional. Desde muy joven se dedicó en cuerpo y alma a la ciudadanía, sobre todo en cuerpo y con las ciudadanas. Cada vez que se topaba con alguien le estrechaba la mano con las suyas y giraba el rostro con una sonrisa histriónica en busca del flash que inmortalizara el evento. Siempre que su apego corporal a las ciudadanas se lo permitía, ejercitaba su protocolo, añadiendo su eslogan lapidario: haré cuanto esté en mi mano en pro del ciudadano.

A fuerza de tanto evento inmortalizado quedó convertido en un hombre escuadra, el cuello contraído hacia occidente y el tronco con dirección norte. Semejante conflicto de latitudes menoscabó su carrera política y sobre todo su vocación corporal, por obvias desviaciones anatómicas.

Honesto a su manera, nunca se apropió de bienes ajenos, pero sí se benefició a numerosas ajenas. Aunque no consiguiera verles ya la cara.

Publicado en SUR el 17 de julio de 2016