Gracias y adiós

María J. García

Gracias por leerme. Ustedes consiguen que me parezca un poquito a Dostoievski. Somos un magnífico caso de socialización cultureta.
Podíamos habernos dedicado a la lectura compartida de los grandes escritores pero resulta mucho más motivador formar nuestro propio parnasillo.
Puedo escribir un cuento sin la u, como hace Bucay, pero no puedo hacer este simulacro sin ustedes. Su aprecio y su atención son la salsa en la que todos mojamos.
Podemos seguir disfrutando sólo con que sigamos este camino de esplendor literario entre aficionados y ...hasta el verano que viene, que nos veamos en SUR.