Última lágrima

Manolo M. Huertas

En su último suspiro la anciana viuda homenajeó con una lágrima intensa a su vecina de cincuenta años atrás a la que nunca se atrevió a besar a pesar de los muchos intentos de aquélla.