*

Diario Sur


Me gusta
5

Microrrelatos en SUR

Mañana, mejor mañana

Lola Gregori

Todos los días se ven en la barra del bar, ella toma un café antes de ir a la casa en la que limpia por horas, él una copa de coñac para matar el amargor de estómago que le devora desde que perdió su trabajo hace ya unos años. Ella no es guapa, nunca lo ha sido, pero está en esa medianía de edad en la que no importa mucho. La primera vez que lo vio leyó todo en su rostro, la soledad, la desesperación... Pero como decía su madre «siempre hay un roto para un descosido» y ella tenía ya un roto muy grande.

Solo una mujer rotunda y desesperada estaría dispuesta a aferrarse a un clavo tan ardiente y doloroso.

Ninguno se atreve a dar el paso y así llevan más de un año. Todos los días se propone saludarlo pero llegado el momento piensa «Mañana, mejor mañana».

Publicado en SUR el 14 de agosto de 2016