*

Diario Sur


Me gusta
5

Microrrelatos en SUR

Los deseos

Joaquín Ruiz Acris

Se había llamado Juan. Pero desde la operación habían aceptado inscribir su nuevo nombre: Perla. No se dedicaba al espectáculo como otras personas en su situación. Llevaba una vida tranquila, como administrativa en las oficinas de una empresa inglesa dedicada al diseño de tejido de decoración.

Sus compañeros habían aceptado correctamente su cambio de sexo, y procuraban evitar cualquier tipo de bromas relacionadas con ese particular. Incluso su jefe desde el primer momento le dio todas las facilidades para que afrontase el período de cambio sin ningún tipo de ansiedad.

Después, vino de Londres un nuevo director al que decidieron no decir nada del secreto de Perla. Williams, un joven sensible y bien parecido, se enamoró perdidamente de ella. Era hijo de uno de los dueños de la empresa, que lo bautizaron como Elizabeth, en honor de su Reina, y que lo mandaron a Madrid para evitar habladurías.

Publicado en SUR el 24 de julio de 2016