Lamascota de \»ellos\»

verónica (speed)

El perro, sumiso y fiel, caracolea alegre ante esta improvisada unión, cercana y efímera que hemos sellado mientras la ciudad deshabitada, en la que impera la soledad, nos rescata de la nuestra.
Cuando \»ellos\» vuelvan de vacaciones, se esfumará esta compañía grata y noble y ambos, abuelo y perro, volveremos a estar paradójicamente solos.