La llamada

mireya moreno ruiz

Suena el teléfono ya bien entrada la madrugada. Sin gana alguna me levanto de la cama para responder.
-¬ŅS√≠?
-Buenas noches, no tengas miedo.
-¬ŅMiedo?, perdone pero es un poco tarde para bromas telef√≥nicas.
-Esto no es ninguna broma, sólo le estoy avisando de que algo malo puede suceder.
-No diga tonter√≠as. ¬ŅUsted qui√©n es y de d√≥nde llama?
-Eso no tiene importancia. Bajo ning√ļn concepto le abra la puerta a nadie.
En ese momento suena el timbre. Me quedo paralizado y no sé cómo reaccionar.
-¬°No abras la puerta!- me dijo aquella voz.
-¬ŅPor qu√©?
-Porque es la muerte.
-¬ŅY c√≥mo lo sabe?
-Porque yo soy usted hablándole desde el futuro. Cometí ese error de abrir la puerta y ya es demasiado tarde?
No me dio tiempo de escuchar esto √ļltimo. Ahora busco un tel√©fono para avisarme de nuevo y acabar con esta espiral del tiempo?