*

Diario Sur


Me gusta
9

Microrrelatos en SUR

La cabina de teléfono que quería ser móvil

Juan Antonio Herrera Conde

Hola, soy una cabina de teléfono, y la vida no me va muy bien. Podréis pensar que estoy loca, ya que una máquina esbelta y erguida como yo no debería tener ninguna competencia. Recuerdo aquellos hermosos días en los que las personas acudían a mí a hablarme de sus penas y sus alegrías; unos lloraban, y otros reían. Parece ser que no; no somos lo que se lleva ahora.

Un día se me partió el corazón. Uno de mis grandes amigos pasó a mi lado sin inmutarse lo más mínimo. Tenía pegado a la oreja una especie de objeto metálico, de color negro, no estoy muy segura. Qué bien estaría poder moverse.

Ahí viene el camión de la basura, creo que es mi turno. Ya escucho el ruido del motor y es hora de partir. Fijaos cómo es la vida; después de todo... ¡me estoy moviendo!.

Publicado en SUR el 4 de septiembre de 2016