*

Diario Sur


Me gusta
195

Microrrelatos en SUR

La buena repostería

Angie Rubio

Cada mañana elijo el mismo sitio de la barra para desayunar. No es un rincón bonito, ni cómodo, es más bien por dónde se cuelan los camareros para atender al salón, junto a la máquina de café y cerca de él. Pepe. Un adonis repostero, rubio, con rasgos afilados y esas manos... ¡qué manos! Lo he visto cubierto de harina, montando milhojas con una delicadeza exquisita, fundiendo chocolate y preparando toda clase de dulces que siempre acabo catando. Mi favorito, el tocino de cielo. Pepe, sin saberlo es causante de mi sonrisa cuando entro al trabajo y culpable de los tres kilos de más que he ganado en estos meses. Pepe, con su mirada de ojos verdes y ese saber hacer en la cocina se ha convertido en mi debilidad. Tengo que tomar una firme determinación.

«Cariño, de hoy no pasa y empezamos la dieta.»

Es perfecto, suprimimos las cenas.

Publicado en SUR el 17 de agosto de 2016