Guau

Antonio Lara

El niño contó a la madre horrorizada que abrió al perro en canal porque quería ver donde escondía el ladrido. Desde ese día lo lleva encerrado en su cabeza.