Alzhéimer

diego alba

-Noche de mierda... -pensaba, insomne de preocupación, mientras esperaba el regreso de un hijo que tal vez no tenía.