El artilugio

Francisco García Castro

Los padres de Daniel, decidieron enviar a este a pasar el verano con su abuelo. El abuelo vive en un pueblo de la costa cuyo nombre es lo de menos. 
Daniel pasó dos meses con su abuelo. El abuelo de Daniel es un viejo carpintero,  al que también gusta de encolar y lijar palabras. Tiene una máquina de escribir marca «olivetti lettera», color marfil con teclas blancas.
Daniel, todas las noches veía como su abuelo escribía con ese artilugio.
Terminada las vacaciones, Daniel regresa a la ciudad.
-las palabras vuelan.
Eso fue lo primero que dijo al bajar del tren.