De pena

SERGIO NALDA

Se muri√≥ de pena. Literal. Parec√≠a una frase hecha, como esa de ¬ęse rompi√≥ la cadera, y claro, se encharc√≥¬Ľ, pero no. Fue de verdad. Tampoco es que fueran la t√≠pica pareja que no pueden estar el uno sin el otro. M√°s bien eran de car√°cter arisco y sin gracia, los dos. Pero fue morirse el marido, y 6 meses dur√≥. Al principio dej√≥ de salir a la calle, unas semanas despu√©s, abandon√≥ el h√°bito de la higiene. Dos meses tras el finado ni com√≠a. Tantos a√Īos luchando por ser alguien y empoderarse, para acabar siendo la de la pena. Como para no morirse.