Cochinita (Little animals)

Lourdes Alonso Carrión

No recuerdo de dónde venía la crueldad de partir por la mitad a las ?cochinitas? del Jardín de la Catedral para ver en qué lado se quedaban sus tripas. Como el que echa cara o cruz con una moneda, nosotros, de pequeños, lo hacíamos con el bicho sin ningún reparo. Es como si el mismísimo Rey Salomón hubiera partido al niño en dos. Una lástima que la madre de la cochinita no pudiera defenderla.