De cuerpo presente

ROMUALDO ESTÉVEZ

No caben más silencios en la iglesia: funeral de un finado refinado. La viuda alegre se distrae de su tristeza (testamento, notario, las cuentas en Suiza, el piso de Serrano, la casa de la playa..., ¡cuántas veces, cabrón, me has engañado!). Lectura del Santo Evangelio según S. Juan: Jesús expulsa a los mercaderes del templo. En aquel tiempo... ¡EL MÓVIL DEL INMÓVIL SE DISPARA!, el ataúd es una caja de resonancia, el pánico se apodera de la grada. Buzón de entrada, correo no deseado: De SanPedro@puertasdelcielo.com: Petición denegada. Devuelvo curriculum, maletín y en archivo adjunto carta de recomendación a Lucifer. Vete al infierno, o que te folle un pez. La esposa se desmaya, el hijo pródigo vacía el cepillo, la gente se descojona..., el párroco blasfema una plegaria.